Centro Ecuestre El Asturcon - C/ El Molinón s/n , Villaperez - 33194 Oviedo (Asturias)
+34 635 176 038
info@equitacionpositiva.es

¿Qué es la terapia asistida con caballos?

Desde hace algunas décadas es cada vez más frecuente oír hablar de terapias con animales (delfines, perros, gatos, caballos…). Los beneficios de estas terapias alternativas se cuentan a decenas. Muchos son a los que han ayudado estas formas de terapia.

¿Qué es la equinoterapia o terapia con caballos?

La equinoterapia es una alternativa terapéutica complementaria no convencional que utiliza el caballo para aportar a las personas con alguna necesidad especial nuevos beneficios diferentes a aquellos que ya aportan los tratamientos tradicionales.

Este tipo de terapia adopta una perspectiva multidisciplinaria (abarca el ámbito de la medicina, de la psicología, de la pedagogía y del deporte) y se trabaja a la persona en su totalidad para mejorar su desarrollo físico, sensorial, psíquico, emocional y social.

Los objetivos establecidos para cada usuario son planteados por el equipo que le interviene en función de una observación y de un diagnóstico previo.

Características del caballo utilizado en Equinoterapia

No cualquier caballo puede servir para hacer terapia. Para que un caballo sea seleccionado por la equinoterapia ha de recibir una instrucción específica y, además, ha de reunir un conjunto de características físicas y psíquicas específicas.

Su temperamento ha de ser obediente, sumiso y tranquilo. Ha de estar habituado a diferentes sonidos y movimientos, ha de permanecer inmóvil cuando la persona monta y desmonta, ha de obedecer las órdenes verbales del portador de caballo, ha de admitir ser tocado en cualquier parte del cuerpo, etc.

¿A quién va dirigida la equinoterapia?

Alteraciones en el aprendizaje (dificultades en la lectura, escritura o en el cálculo)

Alteraciones en el lenguaje (dificultades en la expresión o en la comprensión)

Alteraciones en la conducta (Trastorno de déficit de atención con hiperactividad, Trastorno negativista desafiante y Trastorno disocial)

Alteraciones en la conducta alimentaria (Anorexia y Bulimia)

Alteraciones generalizadas en el desarrollo (Autismo, Trastorno de Asperger, Síndrome de Rett, Trastorno desintegrativo infantil)

Alteraciones en el estado de ánimo (síntomas depresivos y síntomas ansiosos)

Alteraciones psicóticas (Cluster A, Cluster B y Cluster C)

Alteraciones neurológicas (parálisis cerebral, hidrocefalia, traumatismo craneoencefálico, accidente cerebrovascular, Parkinson y esclerosis múltiple)

Discapacidad intelectual

Alteraciones psicomotrices (ataxia muscular, atrofia muscular, hipotonía, politraumatismo y retraso psicomotriz)

Distrofia muscular

Síndrome de Down

Se ha de tener en cuenta que esta es una información orientativa, y que siempre se ha de considerar cada caso individualizado.

¿Qué modalidades de equinoterapia hay?

Equinoterapia social:

Terapia aplicada a personas con problemas sociales y emocionales. Concretamente, se dirige a personas con alteraciones en el aprendizaje, alteraciones en el estado de ánimo, alteraciones en el sueño, alteraciones en la conducta, alteraciones de la conducta alimentaria, alteraciones sociales…

Equitación terapéutica:

Terapia aplicada a personas con discapacidades psíquicas, las cuales dan lugar a problemas de aprendizaje o problemas de adaptación social. Concretamente, se dirige a personas con alteraciones en el aprendizaje, alteraciones en la conducta, alteraciones generalizadas del desarrollo, discapacidad intelectual…

Hipoterapia:

Terapia aplicada a personas con discapacidades físicas (congénitas o adquiridas). Concretamente, se dirige a personas con daños cerebrales, traumatismo craneoencefálico, hemiplejia, parálisis cerebral, accidente cerebro-vascular, ataxia, distrofia muscular, esclerosis múltiple, Parkinson, retraso psicomotriz…

Equitación social:

Terapia aplicada a la población en general que aprovecha las facetas terapéuticas y educativas que aporta el contacto con el caballo.

Doma Clásica Adaptada:

La disciplina deportiva paraecuestre ofrece que atletas con algún tipo de discapacidad física o sensorial compitan en Doma Clásica Adaptada. Los jinetes y amazonas son clasificados en grados acorde a su discapacidad para que de esta forma se compita de una forma más equitativa. Tras una clasificación médica los atletas pasan a formar parte de uno de los siguientes cinco grados: I, II, III, IV y V. Forman parte del grado I aquellos jinetes o amazonas con mayor discapacidad, y en el grupo opuesto, es decir, en el V, aquellos con una menor discapacidad.

¿Cuáles son los beneficios de la equinoterapia?

Principios terapéuticos:

La temperatura corporal del caballo es de 38º, y puede alcanzar hasta los 38’8º. El hecho que su temperatura corporal sea superior a la temperatura corporal humana hace que pueda utilizarse como instrumento calórico. Los beneficios que aporta son:

A nivel fisioterapéutico:

Relajación y distensión de la musculatura espástica.

A nivel psicoterapéutico:

Generación de sentimientos de seguridad, de amor y de protección que ayudan a la desaparición de traumas y bloqueos psíquicos y a la reconstrucción de la autoconfianza y de la autoaceptación.

El movimiento del caballo cuando camina transmite de 90 a 110 impulsos cada minuto, debido a la contracción y la distensión regular de sus músculos lumbares y ventrales. Los beneficios que aporta son:

A nivel fisioterapéutico:

su movimiento transmite impulsos rítmicos a la columna vertebral, a la cintura pélvica, a los miembros inferiores y a la cabeza del usuario, hecho que favorece que éste se adapte a un movimiento oscilante, mantenga el equilibrio y enderece el tronco.

A nivel psicoterapéutico:

su movimiento ayuda a restituir el biorritmo, hecho que provoca que se genere armonía hacia uno mismo y el entorno.

Beneficios

Área emocional

Sentimiento general de bienestar

Aumento del interés en uno mismo/a (ya que aumenta la introspección) y en el mundo exterior

Adquisición y desarrollo de la inteligencia emocional

Disminución de la ansiedad

Aumento de la relajación

Aumento de la motivación

Autocontrol y manejo de las emociones

Desarrollo de amor y de respeto hacia los animales y hacia la naturaleza

Área cognitiva

Aumento de la capacidad de atención y concentración

Superación de miedos e inseguridades

Mejora de la autoestima y de la confianza en uno mismo/a

 Área conductual

Aumento de la respuesta ante situaciones de riesgo

Corrección de problemas de conducta

Disminución de la agresividad

Área social

Aumento de situaciones de interacción social

Relación con personas que no pertenecen al entorno familiar

Establecimiento de lazos afectivos con compañeros y terapeutas

Adquisición de patrones de relación adecuados en un entorno natural

Desarrollo del comportamiento cooperativo

Aumento de la capacidad de adaptación

Mejora y aumento de la comunicación gestual y verbal

Interiorización de reglas y normas (aprendizaje de conductas adecuadas en diferentes situaciones sociales, como por ejemplo aprender a no chillar ni hacer movimientos sobre el caballo)

Área pedagógica

Aumento de la disciplina

Aumento de la responsabilidad

Aumento de la voluntad

Aumento de la independencia

Adquisición de nuevos conocimientos relacionados con el mundo del caballo

Área psicomotriz

Mejora del equilibrio (tanto horizontal como vertical)

Mejora de la planificación, secuenciación y coordinación de movimientos

Mejora de la capacidad de reflejos

Mejora de la capacidad de movimiento de las articulaciones

Mejora de la capacidad respiratoria y circulatoria

Mejora de la elasticidad, agilidad y fuerza muscular

Mejora de la postura corporal

Desarrollo de la simetría corporal (alineación)

Desarrollo de la lateralidad

Regulación y tonificación muscular

Estabilización del tronco y de la cabeza

Reducción de los patrones de movimiento anormales

Disminución de la espasticidad (estiramiento de la musculatura espástica)

Área neurológica

Automatización del patrón de la marcha

Mejora de la coordinación óculo-manual

Área sensorial

Desarrollo de la integración sensorial (estimulación de la sensibilidad táctil, visual, auditiva y olfativa)

Desarrollo del sistema propioceptivo

Potenciación de la percepción senso-táctil

Potenciación de la percepción visual espacial

Inhibición de reflejos tónicos y de movimientos asociados

Desarrollo de la conciencia del esquema corporal

Otros

Bienestar físico general

Mejora del proceso de digestión

En definitiva, la popularidad de la Terapia Asistida con Animales va en aumento gracias al hecho que la sociedad posee más conocimientos sobre ésta y también porque ha crecido el interés de este ámbito de investigación y hasta la institución sanitaria ya conoce y tiene en consideración este tipo de terapia. La ciencia es el gran instrumento del cambio, ya que tiene la capacidad de trabajar la moral de la sociedad y de concienciar a la población.